La jornada de lucha de SIPRUS se expresó en toda la provincia

Con entrega de carta al gobernador en Rosario y Reconquista, al Ministerio de Salud en Santa Fe, asamblea en San Justo, visibilización de las problemáticas en el Hospital San Carlos de Casilda, reclamos en hospitales y centros de salud de Santa Fe, Gálvez, Coronda, entre otros, el reclamo de las y los profesionales de la salud atravesó toda la provincia. La protesta fue de alcance nacional por medio de la convocatoria de la Fesprosa.

El Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud realizó este jueves una jornada provincial de lucha reclamando la reapertura de las paritarias, la entrega de elementos de protección de calidad y en cantidad para todas y todos los trabajadores de la salud que se encuentran abocados a la emergencia sanitaria, que los bonos tanto de Provincia como de Nación se den sin discriminación de sector y se extiendan durante toda la crisis sanitaria, entre otros puntos.

“Estamos muy preocupados por la declaraciones del gobernador en el día de ayer que planteó que para poder abrir nuestra paritaria tenemos que esperar a que pase la pandemia. No podemos discutir condiciones de trabajo, no podemos discutir precarización laboral, no podemos discutir la falta de elementos de protección personal en una Argentina donde se han infectado 863 trabajadores de la salud y 9 han fallecido. Nosotros entendemos que el momento de discutir condiciones de la salud, es este. Y nos solidarizamos, obviamente, con el conjunto de trabajadores que han perdido su trabajo o han sufrido rebaja salarial”, expresó el Presidente de SIPRUS, Diego Ainsuaín.

La Presidenta de Fesprosa y Secretaria General de SIPRUS, María Fernanda Boriotti, exigió que “el bono nacional y el provincial debe ser para todos los trabajadores de la salud, sin exclusión”. Recordó que en el marco de la pandemia hay un 17% de trabajadores y trabajadoras de la salud contagiado a nivel nacional, por lo que consideró urgente “rever los procesos de trabajo y avanzar en un plan de protección para los trabajadores de la salud”.

Con una paritaria clausurada de facto, un proceso inflacionario creciente, muchos trabajadores y trabajadoras atraviesan situaciones de angustia y desolación. A eso se suma que en los lugares de trabajo no cuentan con las medidas mínimas de bioseguridad y son en muchos casos los propios sindicatos quienes llevan barbijos, alcohol y otros elementos.

“Tiene que aparecer la plata, se ha votado en la provincia de Santa Fe una ley de necesidad de 32 mil millones de pesos, un fondo para Covid de 16 mil millones de pesos y eso tiene que estar puesto al servicio de las necesidades de la Salud”, dijo Ainsuaín.

Prensa SIPRUS- Fesprosa

Fotos Rosario: Sofía Alberti

Notas relacionadas