Siguen sin gas sectores de un hospital

Desde hace siete meses el Hospital Provincial no tiene gas en el laboratorio, en la cocina y en las oficinas administrativas. Ocurre que el centro asistencial encaró una obra de recambio de caños, pero hace tiempo está frenada.
Por María Laura Favarel / La Capital

Desde hace siete meses el Hospital Provincial no tiene gas en el laboratorio, en la cocina y en las oficinas administrativas. Ocurre que el centro asistencial encaró una obra de recambio de caños, pero hace tiempo está frenada. Los profesionales y el personal se las arreglan con mecheros eléctricos y con microondas para suplir las falencias. Pero temen frente al invierno ya que no tendrán calefacción.

Además, médicos vinculados al Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus) manifestaron que la continuación de la obra está frenada. En febrero pasado deberían haber llamado a licitación para recambiar los caños que tienen más de 150 años, pero eso no se hizo.

“El laboratorio está muy afectado y hasta hubo que trasladarlo a la Dirección Provincial de Inclusión de Personas con Discapacidad (9 de julio 327)”, explicó Fernanda Boriotti, del Siprus.

En tanto, Sandra Maiorana, del sindicato médico Amra, confirmo que la situación sigue igual que en agosto del año pasado, cuando comenzó a faltar el gas por las obras de construcción en el hospital.

“La mayoría de los sectores tiene gas, sobre todo la internación, pero como se está haciendo a nueva la instalación de toda la cañería falta el servicio en algunas zonas concretas”, agregó Maiorana.

“Por ahora, como no hace frío tanto no se nota la falta de gas”, expresó Boriotti, quien como portavoz de los profesionales manifestó la preocupación por el invierno. “Las oficinas administrativas no tendrán calefacción, y ni halar de la cocina donde se calienta la comida”, dijo. También falta gas en la Escuela de Enfermería y en la dirección.

Más reclamos. Boriotti contó que en el hospital “hay campanas de flujo laminar que se compraron hace dos años pero nunca se colocaron”. Son elementos indispensables para el personal que trabaja en la elaboración de medicamentos oncológicos y que, para ello, debe manipular drogas que si se aspiran pueden perjudicar su salud.

“Son obras reglamentarias pero no las hicieron, aunque hayan comprado los elementos y los médicos preparan las drogas como pueden”, declaró la profesional.

A su vez, advirtió que las cirugías laparoscópicas programadas no se están haciendo por falta de material. “Se están realizando sólo por urgencias”, indicó, para luego denunciar que también hay problemas con insumos (toner para fotocopiadoras e impresoras) y bolsas de colostomía, entre otros. “Los proveedores no quieren entregar por que no les pagan”, apuntó.

Related posts