Paro médico en hospitales

Se sentirá en los establecimientos sanitarios dependientes de la provincia. Uno de los gremios reclama mejores salarios y condiciones de trabajo. Quejas por los cortes de luz.

parodentro

Los profesionales de la salud de los hospitales públicos de Rosario que dependen del gobierno provincial inauguran el año con una serie de demandas que no sólo apuntan a mejoras salariales, sino que también están focalizadas en exponer las “dificultosas condiciones” en que desempeñan su tarea. Enrolados en el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus), estos profesionales realizan hoy un paro de actividades en los hospitales Provincial, del Centenario, de Niños Zona Norte y Baigorria, con asistencia a los lugares de trabajo, guardias mínimas y atención de emergencias.

La secretaria gremial del sindicato, Mariela Loja, señaló que la medida también incluye a los casi treinta centros provinciales de atención primaria que hay en la ciudad, donde directamente no habrá atención.

Desde el Siprus indicaron que la medida de fuerza fue decidida a fines del año pasado en una  asamblea que se realizó para pedir por la “urgente” reapertura de las paritarias.

“Hoy el sueldo de un profesional ingresante está en 6.600 pesos y no llega a cubrir la canasta básica. Pero lo peor es que después de veinte años de servicio es muy poca la diferencia que se establece en la escala salarial porque nosotros no tenemos carrera profesional y es por eso que la mayoría de los compañeros se termina yendo. No hay un despegue. Un profesional con treinta años de trabajo gana apenas 9.000 pesos”, explicó la dirigente gremial.

Loja agregó que a ese “atraso histórico” salarial se ha sumado en los últimos meses “el importante proceso inflacionario que deterioró fuerte el poder adquisitivo”. Siprus en Rosario está pidiendo que ningún profesional esté por debajo de los 12 mil pesos.

Condiciones de trabajo

La medida que se cumple hoy también está vinculada a las “malas” condiciones de trabajo y seguridad en la que, según el gremio, se desempeñan sus afiliados en los efectores públicos.

Loja explicó que “en atención primaria no se pueden sostener los dispositivos y no hay reemplazos” a la hora de ocupar lugares vacantes.

La secretaria gremial también recordó que en el hospital Provincial aún persiste la falta de gas, hecho que se da desde el mes de agosto y que trascendió en los últimos días.

Loja relató luego que las interrupciones del suministro eléctrico que vienen padeciendo los vecinos de la ciudad también afectan a varios centros de salud y han generado “innumerable inconvenientes” con vacunas que deben resguardarse y mantener la cadena de frío.

“Los médicos se las tienen que llevar a su casa para que no se arruinen. No puede ser que los centros de salud no tengan luz y que un profesional tenga que hacer eso para evitar esa situación”, dijo con resignación la secretaria gremial.

La medida de fuerza de hoy incluye a una parte de los médicos y a odontólogos, psicólogos, nutricionistas y kinesiólogos, entre otros profesionales. Siprus representa a 6 mil trabajadores de la planta de empleados de la provincia, un 5 por ciento del total.

Quienes trabajarán de forma normal son los encuadrados en el Sindicato de Médicos de la Republica Argentina (Amra) y en la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), sindicatos que tienen fuerte ascendencia entre los empleados administrativos y personal de enfermería de los hospitales públicos.

El plan de lucha iniciado prevé como continuidad otro paro, por 48 horas, para el 14 y 15 de enero.

En noviembre y diciembre, los afiliados al Siprus se movilizaron y expresaron sus reclamos en asambleas y marchas junto a la Asociación de Magisterio de Santa Fe (Amsafé) y Coad (docentes e investigadores de la Universidad Nacional de Rosario), con quienes vienen manteniendo planteos en común. Estas organizaciones reclaman al gobierno provincial, junto con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la necesidad de reabrir de inmediato las negociaciones paritarias.

Related posts