Marcha de estatales: “Hay una realidad que los funcionarios no ven”

12 de diciembre de 2013. Por Equipo de Comunicación CTA Rosario | En el mediodía de hoy, trabajadores estatales nucleados en ATE y docentes de AMSAFE se movilizaron desde Plaza Pringles hasta la sede local de gobernación. Allí confluyeron también empleados de la salud agremiados en SIPRUS y docentes universitarios de la COAD. Con las especificidades y reclamos propios de cada gremio, se hizo sentir claramente la necesidad de una compensación para fin de año y de la discusión salarial urgente.

La consigna “ningún trabajador debajo de los 9000 mil pesos” fue la bandera compartida y el eje del petitorio que se entregó en la sede del gobierno provincial. La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Asociación del Magisterio de Santa Fe (AMSAFE) sumaron el pedido del doble aguinaldo antes de fin de año que vienen reclamando desde noviembre; y lo que definieron como una “actitud antidemocrática” por el descuento sufrido por trabajadores que se sumaron a una medida de fuerza en agosto pasado. Por su parte, el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (SIPRUS) exigió una recomposición salarial previa a la paritaria del próximo año. También se sumaron los docentes universitarios de COAD, quienes están discutiendo su convenio colectivo de trabajo.

De la marcha también formaron parte partidos de izquierda y los trabajadores de la metalúrgica Alloco, que llevan un año de conflicto y seis meses sin cobrar su sueldo, por lo que se manifestaron contra la quiebra de la empresa de Villa Gobernador Gálvez. Además, organizaciones sociales encabezadas por la Corriente Clasista Combativa (CCC) y Luchadores Independientes Organizados (LIO), que venían de manifestarse frente al Ministerio de Trabajo de la Nación, se sumaron en solidaridad al acto de Plaza San Martín.Trabajadores de Alloco

“Nuestra lucha no se sube a ningún otro reclamo que hubo estos días, empezó en el mes de agosto cuando salimos a movilizarnos y a plantear 2500 pesos al básico. Continuó a principios de noviembre cuando empezamos a resolver democráticamente el pedido del doble aguinaldo. Somos parte de un contingente de decenas y decenas de sindicatos que reclaman algún tipo de retribución, doble aguinaldo, o compensación para que los trabajadores puedan pasar las fiestas como corresponde y llegar a fin de mes”, explicó Gustavo Teres, Secretario General de AMSAFE Rosario y de la CTA local.

El dirigente señaló que ante la situación vivida en el país en los últimos días quedó claro que cinco mil pesos es poco para cualquier trabajador, e indicó que eso es lo que gana un maestro que recién se inicia o un trabajador del Estado. En el caso de los médicos que se incorporan al sistema, se parte de un sueldo de seis mil pesos.Gustavo Teres

Debatiendo con otros dirigentes sindicales, el docente argumentó que “el salario no es la variable de la inflación. La inflación la generan los formadores de precios, los que se llenan los bolsillos, las grandes cadenas de supermercados, las multinacionales. El salario parece ser la variable de ajuste elegida y nosotros no queremos ser los que tengamos que pagar la crisis”.

Finalmente, Teres repudió “cualquier intento de discriminar a los compañeros jubilados”, en relación al bono de mil pesos que el gobierno provincial ofreció a los trabajadores del Estado. “No son trabajadores de segunda, tienen los mismos derechos que nosotros”, puntualizó.

Trabajadores del EstadoRaúl Daz

“Esta movilización está diciendo que hay una realidad que no ven los funcionarios de los gobiernos tanto nacional, provincial como municipal”, denunció el Secretario Adjunto de ATE Rosario, Raúl Daz.

Respecto del bono de mil pesos ofrecido por el gobierno provincial, el trabajador indicó que esperaban “un espacio de negociación y no un regalo”, asegurando que con eso no alcanza. En contraposición, señaló que hay que “discutir de fondo el Salario Mínimo, Vital y Móvil que dice la Constitución que debe garantizarle a los trabajadores educación, salud, trabajo digno, vacaciones, esparcimiento y asignaciones familiares. Hay que entender que la Constitución no es letra muerta, hay que aplicarla y llevarla adelante”. En ese sentido, también exigió “rediscutir en la Argentina la redistribución del ingreso”.Lorena Almirón

Además de los reclamos generales, los Asistentes Escolares nucleados en ATE presentaron algunas exigencias sectoriales. Su referente, Lorena Almirón, quien además es Secretaria Gremial del sindicato, señaló en primer lugar el repudio, que comparten con los docentes, a los descuentos que sufrieron 40 trabajadores por plegarse a una medida de fuerza el 21 de agosto pasado. “Es una payasada, le descontaron distintos montos, es decir que no descontaron un día de paro sino lo que quisieron, y después de 4 meses. Esto no tiene sentido cuando estamos viviendo una tensión social muy importante en las últimas semanas y en lugar de estar abocados a resolver esa situación social muy grave, les descuentan a los trabajadores por luchar. Eso es sumamente repudiable”, evaluó.

Además, denunció la grave situación que están atravesando los comedores escolares, que desde agosto no reciben el importe correspondiente al refuerzo nutricional que envía la Nación. Ante esta situación, algunos comedores decidieron cerrar durante el mes de enero, otros reducirán la cantidad de días de atención o eliminarán del menú la fruta o el postre. Aclarando que no son los trabajadores quienes tienen que resolver la situación, la referente exhortó a la responsable de Educación de la provincia a que “si el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación no cumple enviando el refuerzo nutricional, tiene que exigirle que envíe lo necesario para resolver esta situación”.

Salud en crisisMaría Fernanda Boriotti

Desde SIPRUS, su presidenta María Fernanda Boriotti, afirmó que se unieron a los reclamos del resto de los estatales porque “no podemos llegar a las paritarias 2014 con estos salarios”. A su vez, aclaró que en el caso de los trabajadores de la sanidad, no están pidiendo un bono de fin de año ni el doble aguinaldo, sino una recomposición salarial.

La dirigente recordó que hay más de once provincias con conflictos en salud en el país y brindó algunos datos sobre la situación del sector a nivel local. “En las vacaciones quedarán descubiertos algunos servicios porque falta gente para cubrirlos, hay demora en el pago de los reemplazos y las condiciones de trabajo en atención primaria de la salud se tornan insostenibles”, enumeró.

La suma de los reclamos de cada sindicato no es, entonces, simplemente una lista de reivindicaciones. Se trata, en cambio, de empezar a preparar el terreno para lo que serán las duras paritarias del próximo año, que demandarán organización, lucha y movilización por parte de los trabajadores. Y también de poner sobre la mesa de discusión no una mera cuestión de porcentajes, sino el concepto de Salario Mínimo, Vital y Móvil que define la Constitución Nacional.

Equipo de Comunicación CTA Rosario

Related posts